miércoles, 28 de enero de 2009

TOLEDO Y EL RESTAURANTE ADOLFO

En Toledo, dicen que es imprescindible visitar el Restaurante Adolfo, eso sí, con la cartera preparada. Pero no digo esto porque menosprecie su relación calidad/precio, todo lo contrario, lo destacable de este lugar en mi opinión es este criterio: El Restaurante Adolfo tiene una relación calidad/precio espléndida.
Sin maquillar los sabores naturales de sus productos, la presentación, receta y servicio son excelentes. Al menos es lo que yo aprecie en lo que pude probar: las setas de temporada y crujiente de ibérico y la Perdiz roja de los Montes de Toledo, dos vinos, dos texturas y trufa negra del Alto Tajo. Nombre aristocrático que bien merecen ambos platos.
¿El lugar? Tiene su aquel aunque no es santo de mi devoción... sí lo es en cambio el servicio, la amabilidad y los detalles como la vajilla. Los expertos gastronómicos y los aficionados a este noble arte del turismo gastronómico disfrutarán. A los que no lo son, quizás no les compense la visita.
Por cierto... si van y se pregunta (como yo) por qué en Toledo tienen cuchillos franceses es porque se trata de un diseño muy concreto pedido especialmente; aunque a mí me dijeron que era posible que llevaran uno a Albacete para ver si les hacen un cubertería similar.

2 comentarios:

  1. Va bien saberlo, sobre todo para los que empiezan ahora a trabajar en Toledo

    ResponderEliminar
  2. ya veo que estás hecha toda una cocinillas..jejej...la proxima vez,otra kdd en tu casa... :P

    muaks

    ResponderEliminar