miércoles, 8 de enero de 2014

EL SER Y EL QUERER SER


Hoy pensaba en este blog... y en que llevo un año sin escribir... y de repente... leo y veo una noticia en el Huffington Post que me empuja a decir algo. Tiene que ver con el comer o, mejor dicho, con el no comer. También con el ser y el querer ser.

Al parecer el Photoshop ya no se usa para reducir cartucheras, eliminar celulitis (al menos de los fotoreportajes), etc... Eso es lo que todos pensábamos y estamos pasando por alto lo que en realidad sucede a día de hoy. Lo ha contado la ex editoria de la Revista Cosmopolitan Leah Hardy en una columna: "...gracias a nuestros retoques los lectores nunca vieron la cara horrible y hambrienta de la delgadez..."




Photoshop corrige ahora costillas que deslucen las cinturas, suavizan caderas que asoman sobre los pantalones de talles paupérrimos, maquillan huesos y protuberancias nada glamourosos, aumentan glúteos y traseros antaño despampanantes y pechos antiturgentes que se pierden en grandes escotes...
El hombre vive constantemente dividido entre el ser y el querer ser. Yo aquí veo una mujer que necesita (o quiere ser) extremadamente delgada para ser modelo... y cuando lo consigue un medio no enseña esa extrema delgadez porque da grima. ¿Entonces? ¿Sabemos qué queremos ser?
Mientras los medios de comunicación (y la publicidad) no sabemos qué queremos ser, muchas niñas de 14 años no saben o no quieren comer porque quieren ser el torso de la izquierda... y quizás nunca lleguen a ver que lo que en realidad consiguen es el costillar de la derecha... o algo peor aún.  

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Del SUCEDER, EL OCURRIR Y EL DISCURRIR en la cocina

Todos mis amigos conocen ya mi torpeza del último cocido. Un desastre. Ocurrió... digo no... se me ocurrió que podría echar un poco de pimentón picante en la olla. La mala fortuna entendió que aquella ocurrencia no era buena y entonces SUCEDIÓ. No eché una pizca de picante porque abrí el bote por el lado del (como he comenzado a denominarlo) "ahívaelebro", no por los puntitos. Discurrió (no como yo) por el recipiente a mogollón. Además ocurrió... digo no... se me ocurrió que en lugar de echar una morcilla (que no había comprado) podría echar unos trozos de patatera y entonces SUCEDIÓ: la patatera picaba como un demonio y en poco tiempo en Facebook mi cocido empezó a denominarse "cocido demonio". Así que ocurrió: hice mi primer hummus. Y estoy francamente contenta. Voy a compartir lo que usé:

- Garbanzos ultrapicantes del cocido demonio (aproximadamente un bote pequeño). Los lavé previamente.
- Tres chorretones (sabéis a qué me refiero) de limón
- 1/2 ajo
- 1 cucharada sopera de Tahini (pensé que me iba a costar encontrarlo pero lo tienen en los herbolarios, es crema de sésamo, un bote de medio kilo me costó aproximadamente 6 euros)
- Un buen chorreón de aceite
- Sal

 Y ya está con paciencia a la batidora, hasta que te quedar una cremita majísima. Un buen aperitivo. A veces sucede y ya está... así que a lo que suceda se le saluda y punto. A otra cosa mariposa.

viernes, 27 de enero de 2012

miércoles, 25 de enero de 2012

El horno: receta de pollo y tiempo libre

El horno está infravalorado... Hay cosas, con los tiempos que corren que deberíamos replantearnos; no inventarlas (porque últimamente no inventamos) sino recuperarlas. Antes se cocinaba con horno y mucho... lo que me sorprende es porque hoy no se cocina con él cuando más lo necesitamos: por tiempo y por dinero. El horno es cómodo y, dependiendo de lo que hagamos, rápido. Además nos deja libres para que leamos, planchemos, tomemos el aperitivo o lo que sea.

Voy a dar una receta:

- Un pollo troceado
- 1 pimiento rojo
- 1 tomate
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- Aceite
- Sal
- Vino blanco

Cogemos el pollo, lo metemos en una fuente y mientras precalentamos el horno a unos 225º. Trituramos el resto (de vino echamos más o menos medio vaso). Resulta una crema que le tenemos que poner al pollo por encima en la fuente. Añadimos un par de hojas de laurel y al horno.
Cuado se dore por un lado, le damos la vuelta y lo dejamos hasta que se dore también esa cara.
Y mientras a leer... que a este país le hacen falta más libros... o más blogs ;)

martes, 27 de diciembre de 2011

IDEAS PARA REGALAR: EUPHORIE

El grupo Smartbox ha lanzado una nueva línea de cofres de lujo que pueden ser un buen regalo con un plus de exclusividad. En CadaCocinilla nos quedamos con dos de las opciones que nos ofrecen:

Una cena para 2 personas a elegir en cualquiera de los 20 mejores restaurantes de la capital. Incluye un elegante menú degustación con bodega recomendad por el chef en el encantador barrio del Retiro, un manjar en un edifico diseñado por Eiffel, una exquisita pasta italiana en una fábrica renacentista o una cena romántica en frente de la Puerta de Alcalá. Su precio es de 149,00 €

Cocktail So Chic: Un elaborado cocktail y aperitivo para 2 personas a elegir entre 40 locales de moda. Es una cuidada invitación a los cocktails, los vinos y los champagnes más exquisitos. Te sorprenderán con un cocktail personalizado acompañado de una selección de canapés al estilo de caviar y trufas en Madrid o una copa de Champagne Moët & Chandon Brut con un aperitivo fusión de Oriente y Occidente en Barcelona. También incluye un seminario de Maridaje de Cocktails & Tapas en varias ciudades españolas. Descubra un mundo de sorprendentes sabores por 49,00 €

Creo que estos dos en concreto están fenomenal. La línea incluye opciones más caras, balnearios, estancias en París... Pero en estos dos casos no me parece un precio "prohibitivo" para los lugares que ofrecen... así que eso... por si tenéis que escribir todavía la carta a los Reyes.